dilluns, 8 de desembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 8. ATENCIÓN MÉDICA. ( Y último )

1. ¿Qué seguridad tienen cada uno y las familias en caso de enfermedad?

2. ¿Cuánto cuesta la atención médica?

3. ¿De dónde salen los medios para la salud pública y los demás servicios sociales?

4. ¿Se puede continuar manteniendo los servicios sociales sin recortes?

1. ¿Qué seguridad tienen cada uno y las familias en caso de enfermedad?


Cada trabajador con contrato laboral está asegurado en el Seguro Social unitario y obligatorio de los sindicatos. La cuota mensual máxima asciende a 60 marcos, debiendo pagar la empresa la cantidad similar. En general, la cuota mensual equivale al dos o al cinco por ciento del ingreso, con lo que se paga también el seguro de pensión. Los subsidios estatales ascienden cada año al 40 por ciento de las erogaciones totales del Seguro Social.


Durante seis semanas, el trabajador recibe en caso de enfermedad (también en caso de curas médicas) el 90 por ciento del salario neto promedio. Después de este período, dependiendo del tamaño de la familia y de si el trabajador tiene o no un seguro adicional de vejez, el monto otorgado oscila entre el 50 y el 90 por ciento del salario neto promedio. En caso de enfermedad perdurable se paga durante 18 meses, recibiendo después una pensión si la persona no puede regresar al trabajo. Las madres o padres solos reciben un subsidio si se enferman sus niños. La empresa no puede despedir a una persona en caso que se enferme ni durante las vacaciones pre y postnatales. En la práctica no es posible que un ciudadano de la RDA sufra apuros sociales por enfermarse.


En caso de que sólo una persona de la familia trabaje, el seguro social abarca a todos los familiares. Esto significa que los niños y el cónyuge que no trabaja reciben gratuitamente todos los servicios médicos (atención médica, medicamentos gratuitos, etc.).


Las personas que trabajan independientemente (artistas, escritores, etc.), artesanos particulares y comerciantes tienen un seguro de enfermedad y de vejez voluntario en el Seguro Estatal de la RDA. Este seguro es un poco más caro (el monto máximo es 120 marcos) pero abarca igualmente todos los servicios. Los pensionistas y estudiantes están asegurados, y aunque no deben pagar cuota, tienen los mismos derechos. Todos los asegurados pueden elegir libremente al médico.


Presupuesto del Seguro Social de Obreros y Empleados (en millones de marcos)


1970

1975

1980

1984

Ingresos por cuotas
de asegurados
y empresas

7.950

10.147

13.299

14.891

Subsidios estatales

4.237

7.470

11.486

11.502

Erogaciones

12.187

17.617

24.785

26.395

2. ¿Cuánto cuesta la atención médica?


Como ya hemos mencionado en la respuesta anterior, al pagar la cuota del seguro social tiene cada trabajador el derecho a la atención médica para sí y sus familiares. No tiene más gastos que la cuota, ni por los exámenes más simples ni por los medicamentos más caros, por tratamientos odontológicos, incluida prótesis dental, operaciones complicadas o largas curas (también en el extranjero). También son gratuitas las gafas recetadas por el médico (cristales y monturas) y demás remedios necesarios. Los gastos por operaciones cosméticas indicadas por razones médicas y sociales (labio leporino, nariz torcida, orejas gachas, etc.) corren igualmente por cuenta del Seguro Social.


3. ¿De dónde salen los medios para la salud pública y los demás servicios sociales?


Son los trabajadores mismos quienes los producen. En su mayoría son financiados con las ganancias de la economía estatal, sólo una pequeña parte deriva de los impuestos al salario. Las empresas estatales aportan una parte de sus ganancias, fijada en el plan, al presupuesto nacional (la otra parte es utilizada por las empresas para financiar inversiones y para gastos culturales y sociales, como por ejemplo, subsidiar la comida en la empresa, mantener las casas de vacaciones y los establecimientos deportivos). El presupuesto nacional financia tanto la salud pública como la educación. Una parte de dicha financiación se realiza por vía directa, y otra por vía indirecta, a través de los presupuestos de las quince provincias (administración territorial de la RDA, incluida la capital Berlín). Del mismo modo, también el Seguro Social sustentado por los sindicatos recibe cada año subsidios por valor de mil millones de marcos del presupuesto nacional para financiar las pensiones y sus servicios (véase el cuadro en la pág. 29).


Enormes son las erogaciones estatales para garantizar precios estables en las mercancías de necesidad básica, en los servicios más importantes, para mantener baratos los alquileres, tarifas de electricidad, gas y del transporte de pasajeros. También son altas las erogaciones para la educación pública, los subsidios para la atención de los niños (guarderías escolares, jardines infantiles, comida escolar) y para las becas que reciben los estudiantes. Hay que agregar los gastos públicos para la construcción de viviendas, incluidos modernización y mantenimiento. Para todos estos gastos están a disposición determinados fondos del Estado, con los cuales se financian dichos servicios que benefician de modo directo e indirecto a los ciudadanos, aumentando así su ingreso real. Los subsidios indirectos para una familia de tres personas ascienden a unos 650 marcos al mes.


Erogaciones del presupuesto nacional (en mil millones de marcos)


1971

1980

1985

Subvenciones de los precios para mercancías básicas y tarifas

8,5

16,9

40,0

Viviendas

2,1

7,0

13,2

Educación Pública

6,4

9,8

12,4

Sistema de Salud Pública y
Social

6,1

9,5

12,3

Seguro Social

16,2

29,4

32,4

Cultura, Radio, Televisión

1,2

2,3

2,8

Índice de los precios al por menor

1970

1975

1980

1984

100

98,1

98,6

98,9

4. ¿Se puede continuar manteniendo los servicios sociales sin recortes?


Cada ciudadano de la RDA puede estar seguro de ello. La economía socialista planificada, que incrementa permanentemente su eficacia, puede garantizar seguridad social, servicios sociales y aumento del nivel de vida a todo el pueblo, pues allí radica el sentido de la unidad entre política económica y social. Esta política en bien del pueblo no se realiza por sí misma, sino que debe llevarla a la práctica anual y diariamente el esfuerzo conjunto de todos los trabajadores. Conocer la relación inseparable entre los rendimientos económicos y las posibilidades sociales representa para los trabajadores un gran estímulo para acelerar el progreso científico-técnico, aumentar su utilidad económica y elevar la productividad del trabajo. Esto es parte del «secreto» de los logros actuales y futuros en el desarrollo social de la RDA.


El XI Congreso del Partido Socialista Unificado de Alemania, el partido obrero dirigente de la RDA, trazará en abril de 1986 los pasos futuros. Prepararlo con resultados económicos estables es el objetivo de la emulación por los mayores rendimientos en la producción, llevada a cabo por todos los trabajadores de la RDA. Es una emulación por grandes resultados laborales en provecho de cada uno y en bien de todo el pueblo.

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 7. INFANCIA Y FAMILIA.

1. Los niños, ¿son una carga social importante para la familia?

No son una carga, pues la RDA es un país amante de los niños, un país que hace mucho por los niños y que respeta altamente a las familias con hijos. Por supuesto, un matrimonio sin hijos dispone de más dinero que un matrimonio, con los mismos ingresos, pero con dos o tres hijos. Pero todo un sistema de medidas y ayudas financieras y materiales apoya a las familias con hijos.

Este apoyo empieza con una ayuda estatal de 1.000 marcos al nacer cada niño, cantidad que alcanza para comprar la ropa blanca y vestimenta para el bebé. Otras medidas son el subsidio mensual para cada niño, rebajas de impuestos y un crédito sin intereses, para jóvenes matrimonios, de 5.000 marcos destinados a equipar la vivienda. Al nacer el primer y el segundo niño, se cancela automáticamente una determinada suma. Al nacer el tercer niño, se cancela toda la deuda. Las madres reciben 26 semanas de vacaciones pre y postnatales con goce de sueldo completo. A partir del segundo niño, las madres pueden, además de esas 26 semanas, tomar vacaciones durante un año para cuidar al bebé, cobrando el equivalente al 65 hasta el 90 por ciento de su sueldo neto, manteniendo el puesto de trabajo en la empresa.



Jardín de infantes en Burg


Las instalaciones para niños, existentes en todos los lugares, no significan una carga para el presupuesto familiar, pues la atención de los niños menores de seis años en las casas cuna y jardines de infantes, durante todo el día, es gratuita. Los padres sólo pagan por la comida caliente y la leche (lo mismo que para los escolares) una muy pequeña suma. El Estado financia todas estas instalaciones con enormes subsidios.


Es natural que la escuela, la educación o los estudios en general sean gratuitos. Tres semanas en un campamento infantil (organizados por la mayoría de las empresas) sólo cuesta doce marcos. También es muy barato pasar las vacaciones bajo la dirección de la escuela. Las vacaciones familiares en una casa del sindicato o de la empresa cuestan en cada lugar lo mismo para los niños, pagándose sólo 30 marcos por 13 días.


Las familias con más de tres hijos cuentan con diversas ayudas financieras, por ejemplo, ayudas para el alquiler, lavado gratuito de la ropa blanca, subsidios para comprar vestidos o muebles para niños. A partir del tercer niño se reciben mensualmente 100 marcos. Hay que mencionar que la ropa para niño es barata, pues está subvencionada por el Estado.

divendres, 5 de desembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 6.VIVIENDA

1. ¿Dispone cada familia de una vivienda o hay todavía gran escasez de viviendas?


2. ¿Qué significado tiene el programa de construcción de viviendas que se realiza en su país?


3. Y los alquileres, ¿son altos? El mejoramiento de las viviendas, ¿significa un alza de los alquileres?


1. ¿Dispone cada familia de una vivienda o hay todavía gran escasez de viviendas?


En la RDA no hay personas sin hogar o que vivan en asilos, no hay barrios pobres ni hogares de emergencia para las personas desahuciadas. Según la estadística hay una pieza por cada habitante y una vivienda por cada familia. Sin embargo, existen problemas, sobre todo para jóvenes matrimonios, que no siempre pueden recibir en el acto una vivienda y que, por lo tanto, deben vivir con sus padres. También en el caso de divorcio, (y la RDA tiene un porcentaje relativamente alto) uno de los cónyuges debe esperar algún tiempo para poder mudarse.


Casa de ancianos de Berlin-Köpenick


Otro problema tiene su origen en la gran cantidad de casas viejas. La mayor parte de ellas debe ser reconstruida y modernizada. El número de viviendas existentes corresponde al número de familias, pero en muchos casos aquéllas son pequeñas o se encuentran en mal estado. En muchas casas viejas faltan WC, baños o duchas.


Las oficinas de la vivienda adjuntas a la municipalidad y las comisiones honoríficas de los ciudadanos se ocupan de cada persona que necesite una vivienda, requiera una mayor o una menor. Las viviendas construidas por el Estado se confieren gratuitamente según una lista de prioridades.


Construcción de viviendas


1971

1980

1984

Total de viviendas

86.777

169.223

207.034

Nuevas

65.021

120.206

121.654

Modernizadas

21.756

49.017

85.380


2. ¿Qué significado tiene el programa de construcción de viviendas que se realiza en su país?


Con el programa de construcción de viviendas iniciado en 1971, se solucionará el problema de la vivienda como problema social antes de 1990. Así, cada familia dispondrá de una vivienda adecuada en buen estado.


Izda.: Casa con fachadas entramadas de Lübbenau (Spreewald). Dcha.:Casas particulares en Breesen.


Desde 1971 se ha trabajado intensamente para construir o modernizar las aproximadamente tres millones de viviendas planificadas, con las instalaciones necesarias de transporte, abastecimiento y atención. Hasta fines de 1984 se construyeron más de 2,2 millones de viviendas, mejorándose significativamente las condiciones habitacionales de unos 6,6 millones de ciudadanos. El plan 1986—1990 prevé la reconstrucción o modernización de otro millón de viviendas. La recuperación y modernización de las casas viejas cobra una importancia cada vez mayor. Se continúa la construcción de casas para una familia sobre la base de créditos favorables (para las familias con muchos hijos el crédito es sin intereses), lo cual es parte integrante del programa de construcción de viviendas.


Pero no se trata sólo de construir viviendas, sino también jardines de infantes, escuelas, instalaciones deportivas, piscinas, establecimientos médicos, supermercados y restaurantes. Se plantan céspedes, lugares de recreo infantil y pequeños parques. Parte del programa de construcción de viviendas forman también las instalaciones de servicios públicos, clubes para los jóvenes, centros culturales, residencias y clubes para los ciudadanos de edad avanzada. Al mismo tiempo se reconstruyen calles, plazas y centros urbanos de importancia histórica. La materialización de este amplio programa es posible gracias a que no se especula con la tierra (que es propiedad estatal) y a que todos los recursos financieros son planificados a largo plazo y de modo central.


En el momento, el programa de construcción de viviendas es el proyecto de inversión más importante en la RDA, formando el núcleo de un amplio programa sociopolítico. A partir de 1971, el Estado ha invertido más de 210 mil millones de marcos sin cargar a los inquilinos con gastos adicionales. En la RDA no hay venta de vivienda: sólo existe el sistema de alquiler con una amplia protección de los inquilinos contra el desalojo.


3. Y los alquileres, ¿son altos? El mejoramiento de las viviendas, ¿significa un alza de los alquileres?


Desde la fundación de la RDA, el 7 de octubre de 1949, los alquileres no han variado, son y seguirán siendo bajos para los ciudadanos. Los gastos por construcción, reconstrucción, mantenimiento y reparaciones de las viviendas los cubre el presupuesto estatal. Estos gastos públicos crecen cada año.


Como promedio se paga entre el tres y el cinco por ciento del ingreso familiar por una vivienda, según el tamaño y el equipamiento, incluidos los gastos de calefacción. Por metro cuadrado de una vivienda nueva se paga de 0,80 a 1,25 marcos, sin contar los costos igualmente muy baratos de calefacción.

La modernización de las casas viejas no implica un alza del alquiler. En caso de que la vivienda tenga agua caliente o calefacción central, el inquilino sólo paga los gastos de utilización y no los de instalación.


El mejoramiento de las condiciones habitacionales y de vida por los nuevos medios de transporte, construcción de supermercados, establecimientos infantiles, piscinas, campos de deporte y otras instalaciones con fines sociales, no influyen sobre los alquileres de la zona residencial en cuestión.

dimarts, 2 de desembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 5. JÓVENES

1. ¿Puede un joven aprender el oficio de su predilección? ¿Consigue empleo permanente al concluir su aprendizaje o los estudios superiores?


2. ¿Tienen todos los jóvenes las mismas posibilidades de educación?


3. ¿Aprecian los jóvenes la seguridad social que reciben?


1. ¿Puede un joven aprender el oficio de su predilección? ¿Consigue empleo permanente al concluir su aprendizaje o los estudios superiores?


Todo egresado de la escuela recibe sin excepción un puesto de aprendizaje que por lo general le permite recibirse de obrero calificado o semi-calificado, esto último en caso de haber tenido muy mal aprovechamiento escolar. Los aprendices tienen unos 300 oficios a su disposición. Teóricamente, cada cual puede escoger uno de esos oficios, aunque en la práctica semejante posibilidad se ve restringida por las necesidades macroeconómicas y por factores de índole local. Se garantiza a cada obrero especializado un puesto de trabajo acorde a su formación. Cada año se pone a disposición sólo el número de puestos de aprendizaje correspondiente a la demanda, es decir, no se forma una cantidad ilimitada de peluqueras o criadores de caballos, que luego no son necesarios. En las pequeñas ciudades no hay muchas empresas que forman a los aprendices. Por eso las grandes empresas disponen de residencias en las que viven los aprendices que vienen de otros pueblos o ciudades.



Círculo escolar de trabajo "Química Orgánica".


No siempre puede encontrarse la profesión u oficio soñados, pero cada uno puede escoger de una variada oferta. Algunos años antes de culminar la escuela politécnica de enseñanza general de diez grados se empieza con la orientación vocacional. De ese modo, alumnos y padres pueden formarse un cuadro realista antes de presentar en el 9° grado una solicitud de aprendizaje en una empresa, una cooperativa de producción o a un maestro artesano. En caso de una negativa por parte de la empresa (que debe realizarse en el plazo de tres semanas) el escolar tiene tiempo de presentar una segunda e incluso una tercera solicitud a otra empresa. Hay 219 centros de orientación vocacional, adjuntos a los consejos de distritos (los órganos de administración territoriales de la RDA), que prestan su apoyo en la búsqueda del oficio apropiado.


Las empresas tienen la obligación de firmar un contrato laboral con los aprendices seis meses antes de que terminen su formación y de emplearles. Lo mismo ocurre con los egresados de las escuelas superiores, escuelas técnicas o universidades. Por lo menos un año antes de culminar sus estudios, el centro de formación les ofrece puestos de trabajo y ellos firman un contrato provisorio con la empresa en la que van a trabajar.


2. ¿Tienen todos los jóvenes las mismas posibilidades de educación?


Para todos los niños de la RDA es la enseñanza de diez años obligatoria, la cual imparte a todos la misma educación general y sienta los cimientos para la educación posterior. Depende de los deseos, facultades y resultados de cada uno si se formará como obrero especializado, asistirá a la escuela preuniversitaria (11° y 12° grado con bachillerato) o a una escuela técnica (después de haber terminado el 10° grado de la escuela politécnica de enseñanza general para determinados oficios técnicos, médicos y pedagógicos). Para acceder a estudios superiores se requieren muy buenos resultados en todas las asignaturas. Los bachilleres con resultados mediocres tienen menores probabilidades de recibir la plaza de estudios deseada.


En ningún caso influyen el dinero de los padres, la posición social o la religión sobre las posibilidades de educación de los jóvenes. La asistencia a todos los centros de formación es gratuita; además los estudiantes reciben una beca estatal; los escolares del 11° y 12° grado y los aprendices, una remuneración mensual.


Después de haber terminado la formación existen muchas posibilidades de capacitación de adultos. En las universidades populares hay cursos para el bachillerato y de idiomas, las empresas disponen de centros de formación para maestros industriales o para recibir una formación adicional.


Las empresas pueden delegar a obreros especializados capaces de cursar estudios superiores, después de haber recibido el título de bachiller por la vía de una instrucción especial. Para quien tenga el interés y las facultades necesarios existe la posibilidad de adquirir una educación y calificación más altas. Nadie encuentra obstáculos insuperables o falta de posibilidades.


Estructura de la calificación de los trabajadores en la economía nacional


1970

1984

Maestros industriales y obreros especializados

48%

64%

Egresados de escuelas superiores y técnicas

11%

21%

Trabajadores con formación parcial o sin formación terminada

41%

15%


3. ¿Aprecian los jóvenes la seguridad social que reciben?


Todos los jóvenes han crecido en el socialismo, y para casi la totalidad es natural poder aprender, formarse profesionalmente, cursar estudios superiores y recibir un trabajo seguro y provechoso. Las conclusiones que saca un joven pueden ser muy diferentes. Mucho depende del ejemplo de los padres, hermanos y amigos, del éxito de la educación en la escuela y en la organización juvenil (la Juventud Libre Alemana) o en la organización infantil (Jóvenes Pioneros).


Algunos jóvenes piensan que pueden tomar todo a la ligera, confiando en que se les abrirán todos los caminos sin necesidad de mayores esfuerzos. Pero en la mayoría de los casos se ven confrontados muy pronto con las demandas de la sociedad, que no sólo ofrece, sino que también exige de cada uno resultados según sus capacidades.


La mayor parte de los jóvenes estiman conveniente ser estimulados y exigidos. No consideran su seguridad social un motivo de reposo, sino una conquista que debe lograrse una y otra vez. Los aprendices, jóvenes obreros especializados o estudiantes desarrollan muchas ideas, iniciativas y muestran aplicación y gran responsabilidad al cumplir las tareas que les son conferidas, encontrando alegría y satisfacción en el trabajo y en el tiempo libre, desenvolviendo al mismo tiempo su personalidad.


La emulación de los aprendices en todo el país, las investigaciones realizadas por los estudiantes en estrecha relación con la práctica, la Feria de Maestros del Mañana (movimiento de jóvenes investigadores) o las obras juveniles (determinados trabajos o tareas bajo responsabilidad de jóvenes trabajadores), los múltiples resultados logrados en el arte y la cultura, son ejemplos del compromiso de los jóvenes. También su modo de aprovechar el tiempo libre —practicando deportes, paseando o viajando, en el club juvenil, teatro o concierto, con todo tipo de hobbies— muestra que la mayoría de los jóvenes aspira a llevar una vida llena de sentido.

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 4. IGUALDAD SOCIAL

1. ¿Hay gente en la miseria que vive por debajo del mínimo existencial?


2. ¿Qué desniveles acusa el nivel de vida de obreros, agricultores, intelectuales y artesanos?


1. ¿Hay gente en la miseria que vive por debajo del mínimo existencial?


En la RDA no hay gente desamparada, nadie pasa frío, hambre y otro género de privaciones. Los ingresos mínimos que prescribe la ley y las pensiones mínimas (para todos los ex trabajadores), igual que la pensión social (para quienes jamás estuvieron vinculados laboralmente) permiten a todo el mundo comer hasta saciarse, vestirse decentemente y pagar el alquiler, la calefacción, el fluido eléctrico y el gas. Esos ingresos permiten asimismo hacer modestas adquisiciones. En caso de enfermedad prolongada, nadie tiene que pasar angustias, pues todo trabajador recibe un subsidio de enfermedad que basta para su manutención y para la de su familia. El y su familia reciben gratis todos los tratamientos médicos y los fármacos requeridos.


2. ¿Qué desniveles acusa el nivel de vida de obreros, agricultores, intelectuales y artesanos?


Las diferencias no son chocantes en modo alguno, pues no se ve al banquero por un lado y al empleado por el otro, no se ve al dueño de una corporación y al simple trabajador. El nivel de vida de cada cual depende en lo sustancial de sus propios ingresos, y en ese punto sí que hay diferencias, ya que el socialismo no es una sociedad igualitarista. La retribución funciona según el conocido principio de «De cada cual, según su capacidad, a cada cual, según su trabajo».


Un campesino cooperativista (en la RDA lo son casi todos los campesinos) gana más o menos lo mismo que un obrero industrial calificado, pero gracias a su parcela propia y a sus animales de corral gasta menos en alimentación que un trabajador urbano.


Casa de cura en Gottleuba.


Los ingresos de un maestro artesano dueño de su propio negocio (por ejemplo, una carnicería atendida por dos ayudantes y por la familia) son relativamente altos, igualando por lo menos lo que gana el jefe de una empresa industrial mediana. Los maestros artesanos que trabajan solos, como los zapateros o sastres, ganan lo mismo que un obrero altamente especializado.


Los hombres de ciencia, los artistas o escritores obtienen ingresos muy diversos según su capacitación, talento, rendimiento y renombre. Hay artistas jóvenes que muchas veces ganan menos que un obrero. Sin embargo, ahí están las asociaciones de artistas que les facilitan estipendios estatales para que no pasen necesidades. Los que ganan muy bien son los cantantes de éxito, los actores más solicitados y los escritores de mayor fama.


La generalidad de la gente invierte buenas sumas en el mobiliario hogareño. Tampoco escatiman dinero en comida y bebida, es cosa corriente un viaje anual de vacaciones. Los jóvenes se gastan la mayor parte del dinero en ropa de moda. Son cada vez más las familias dueñas de un auto y de una casa de campo.


Son mayores los desniveles entre dichos grupos y en el seno de cada grupo en términos culturales, pues en ese aspecto es aún muy disparejo el desarrollo de las necesidades y las aspiraciones. En general hay mucha afición a la música y al teatro, mucha afición a la lectura y un marcado interés por la vida cultural, aunque muchos se limitan a disfrutarla por televisión.

dimarts, 18 de novembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 3. PRECIOS Y SALARIOS

1. ¿La política de estabilidad de precios es sostenible por mucho tiempo más?


2. ¿Cómo han evolucionado los salarios en los diez años últimos? ¿Cómo está estructurado un presupuesto familiar promedio?


3. ¿Reciben asignaciones especiales los grupos ocupacionales de bajos ingresos?


1. ¿La política de estabilidad de precios es sostenible por mucho tiempo más?


Se trata de un elemento importante de la política económica y social de la RDA: hace 30 años que permanecen fijos los precios de los productos de primera necesidad como el pan, la carne, las papas, el arroz o la leche; los alquileres no varían desde hace décadas, ni tampoco el costo de la cale-facción, la energía eléctrica, los transportes y otros servicios públicos. Cabe señalar que se trata de los precios al consumidor, que reciben subvenciones provenientes del presupuesto nacional.


Los artículos recién lanzados al mercado como, por ejemplo, un moderno radiocassette o una bicicleta último modelo o un nuevo producto químico para la limpieza del hogar, es decir, artículos que llenan las crecientes necesidades del público consumidor y poseen mejores cualidades son tasados nuevamente en función de su nueva calidad. La Oficina de Precios examina y fija cada nuevo precio, excluyendo así carestías injustificadas o arbitrarias.


A medida que asciende el nivel de vida y el consumo, a medida que mejoran las condiciones de vida y de vivienda van subiendo las asignaciones públicas destinadas a estabilizar los precios, los alquileres y las tarifas. Eso se nota analizando el presupuesto nacional. Y esa política es factible de mantener, pues también siguen en aumento las aportaciones de la economía, sobre todo de la industria. Así es posible financiar las subvenciones a base de las crecientes utilidades que percibe la industria propiedad del pueblo.


2. ¿Cómo han evolucionado los salarios en los diez años últimos? ¿Cómo está estructurado un presupuesto familiar promedio?


Los ingresos laborales (sueldos y salarios) de obreros y empleados han crecido en general en un 27,9 por ciento de 1974 a 1984. En ese mismo lapso, los salarios de los obreros de la producción subieron en el 29,4 por ciento. Computado desde 1970, el aumento resulta aún más impresionante: para los obreros industriales y para obreros y empleados en general representa un 45 por ciento. Y, como queda dicho, sin alterar los alquileres, las tarifas para energía eléctrica y transporte, manteniendo fijos los precios de los productos de primera necesidad.


Izda..: centro comercial reconstruido de Halle. Dcha.: Avenida Unter den Linden de Berlín con el puente Marx-Engels


El presupuesto de una familia en que trabajen ambos cónyuges cubre por término medio 1.800 marcos netos (1984), es decir, los ingresos una vez descontados los impuestos sobre el salario que ascienden a un 20 por ciento como máximo y el seguro social y de jubilación que no pasa de 120 marcos para los dos. De esos 1.800 marcos, un promedio de 50 marcos se destina a los alquileres y 30 marcos al fluido eléctrico, el gas y la calefacción. En impuestos y seguros para el auto o la moto, en seguros de vida o de menaje, contribuciones y lotería se consumen por lo general otros 150 marcos. En la Caja de Ahorros se deposita un promedio de 180 marcos (incluyendo la amortización de empréstitos). De los 1.390 marcos restantes se gastan unos 500 marcos en comestibles, incluido el almuerzo en el centro laboral más la comida y la leche para el hijo (este cómputo se basa en una familia con un solo hijo) en el jardín infantil o en la escuela. En tabaco, alcohol, café o golosinas se gastan unos 180 marcos. Otro rubro considerable con 580 marcos es el del vestido y los artículos de consumo duradero. Noventa marcos se reparten en gastos para fines culturales, como son la compra de libros y discos, idas al teatro, al cine, a los restaurantes o clubes nocturnos, y para recreación. Los 40 marcos restantes se van en pasajes, composturas y similares.


Los aumentos de sueldo o de salario sirven principalmente para facilitar la compra de artículos de consumo duradero. La proporción de hogares dotados de lavadoras, refrigeradoras o televisores alcanza hoy poco menos del ciento por ciento. El 44 por ciento de los hogares poseen un auto.


Ingresos mensuales promedio en los hogares de obreros y empleados

(en marcos)

Nº de personas

1970

1975

1980

1983

1 persona

535

713

778

881

2 personas

928

1.194

1.340

1.482

3 personas

1.121

1.442

1.589

1.768

4 personas

1.209

1.556

1.720

1.913

5 personas

1.287

1.746

1.968

2.205


3. ¿Reciben asignaciones especiales los grupos ocupacionales de bajos ingresos?


Tocante a los trabajadores que perciben una remuneración inferior al promedio salarial presente de obreros y empleados (1984 = 1.100 marcos), ellos no reciben ayudas especiales. Los alquileres bajos (del tres al cinco por ciento de los ingresos familiares por término medio), los bajos precios de los productos de primera necesidad y de las tarifas garantizan una existencia normal aún a quienes ganan menos. (Añádase a ello que los ingresos bajos no están sujetos a impuestos o lo están en grado ínfimo.)


Las familias de prole numerosa y las madres solas reciben ciertas ayudas suplementarias que las alivia en lo financiero (sin contar que toda viuda recibe una pensión de orfandad por cada hijo y toda divorciada recibe alimentos del padre de sus hijos en función de sus ingresos). Esas ayudas comprenden, por ejemplo, comida escolar gratis para los niños, lavado gratuito de ropa blanca y asignaciones para la compra de ropa infantil. A eso se viene a sumar una serie de prestaciones especiales de las empresas y del sindicato, como plazas vacacionales gratuitas en las casas de descanso, curas de reposo y en ciertos casos asignaciones en efectivo provenientes del sindicato. Esos beneficios no son auxilios de emergencia, pues nadie los necesita, toda vez que percibe ingresos regulares por su labor. Ellos vienen a reflejar más bien el respeto y el reconocimiento que siente la sociedad hacia dichas familias. Ese respeto se traduce además en el hecho de que esas familias tienen la preferencia a la hora de repartir las viviendas más confortables y espaciosas, de las cuales nadie puede o quiere desalojarlas, incluso por consideración a los niños.


Otras ayudas especiales van destinadas a los jubilados, quienes figuran entre los grupos de bajos ingresos a pesar del aumento reiterado de sus pensiones en los años recientes. Ellos no pagan impuestos y están asegurados gratuitamente contra enfermedades. A ellos no les cobran impuestos por la radio o la televisión, pueden viajar con pasajes rebajados, si lo necesitan reciben atención gratuita a domicilio y un almuerzo barato de parte de la «Volkssolidaritát» («Solidaridad del Pueblo», una organización especial para gente de edad avanzada). La plaza en un hogar de ancianos o de cuidados intensivos resulta baratísima; incluyendo alojamiento, comida y atención médico-sanitaria no pasa del 30 por ciento de la pensión actual de vejez.

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 2. EMPLEO Y PRESTACIONES SOCIALES II

1. ¿Hay proyectos de reducir el horario laboral?


2. ¿La racionalización y la automatización progresivas podrían repercutir en la actividad ocupacional de la mujer?


3. ¿Las crisis económicas de las naciones capitalistas perturban la continuidad del desarrollo económico de la RDA? ¿Incide ese factor en las prestaciones sociales?


1. ¿Hay proyectos de reducir el horario laboral?


De haberlos, los hay, sólo que su implementación dependerá de otro aumento considerable de la productividad del trabajo. Las reducciones ya verificadas a 40 o 42 horas semanales para un 40 por ciento de los trabajadores (para los demás rige la semana de 43 horas y tres cuartos) se basaron en lo sustancial en dos criterios: primero, el trabajo en dos o tres turnos y segundo, las mujeres con hijos.


La semana de 40 horas fue decretada para todas las madres que, trabajando a tiempo completo, tienen más de un hijo o un hijo minusválido. Cabe pensar en nuevos pasos por esa misma dirección, lo cual estaría relacionado con la valoración social que merece la madre trabajadora y el trabajo en turnos. En líneas generales se puede afirmar que de seguir mejorando la productividad será factible reducir el horario laboral, seguramente ateniéndose en gran parte a las distintas categorías ocupacionales.


2. ¿La racionalización y la automatización progresivas podrían repercutir en la actividad ocupacional de la mujer?


Si la pregunta presupone que el progreso técnico pudiera desplazar a la mujer de la vida laboral, la respuesta es tajante: ¡no! La actividad laboral de la mujer configura la base socioeconómica de su emancipación y resulta imprescindible para el sitial de respeto que ocupa en el seno de la sociedad para el desarrollo integral de su personalidad. Es por eso que en la RDA desde hace tiempo está vinculado laboralmente el 90 por ciento de las mujeres en edad de trabajar. Prácticamente toda joven, que egresa de la escuela, aprende un oficio o pasa a cursar estudios superiores. Ese es y seguirá siendo un hecho perfectamente natural.


La mujer está presente en casi todos los oficios o profesiones, aunque predomina en una serie de ramos ocupacionales como en el comercio, en la medicina o la educación pública. El derecho al trabajo está estipulado en el Código Laboral y se cumple por igual para hombres y mujeres.

Pero la racionalización progresiva surte efectos positivos por el hecho de ir mejorando las condiciones laborales de la mujer, aliviándola precisamente de las faenas pesadas, monótonas o nocivas. El empleo de las nuevas tecnologías tiene por objetivo general no sólo elevar la productividad sino facilitar también el trabajo.


En todo lugar donde el progreso tecnológico modifica el proceso laboral, la mujer ha sabido responder en todo momento a las nuevas y acrecentadas exigencias, apelando a sus conocimientos (las mujeres que hoy tienen de 35 a 40 años poseen la misma escolaridad y preparación profesional que los hombres), a ciclos de perfeccionamiento, demostrando seguridad en sí mismas y valor para los cambios. Sirva de ejemplo la industria electrotécnica, donde decenas de miles de mujeres han superado brillantemente la transición de los productos convencionales a la fabricación y el manejo de módulos microelectrónicos.


3. ¿Las crisis económicas de las naciones capitalistas perturban la continuidad del desarrollo económico de la RDA? ¿Incide ese factor en las prestaciones sociales?


La RDA mantiene una gran variedad de relaciones económicas con los países capitalistas y por consiguiente no es totalmente inmune a las crisis que se producen en los mismos. Las exportaciones a dichos países se ven dificultadas, primeramente porque en ellos disminuyen las inversiones, y luego porque baja el poder adquisitivo de los trabajadores a raíz del desempleo permanente y la inflación. Además, en el curso de una crisis económica aguda, los gobiernos capitalistas tienden a redoblar sus medidas proteccionistas, hecho que perjudica, como es natural, las relaciones económicas. Dado que la RDA realiza un 35 por ciento de su movimiento comercial con el exterior (exportaciones e importaciones) con naciones del área no socialista, resultan obvios los efectos negativos de los factores mencionados. Las empresas industriales y de comercio exterior están redoblando esfuerzos con el propósito de mitigar y conjurar en lo posible los daños y perjuicios de ahí derivados.



Casa de vacaciones de los sindicatos en una playa del Mar Báltico.


Eso no obstante, la política económica de la RDA apunta en primer término a agotar hasta lo último sus propias potencialidades a fin de asegurar la estabilidad y el crecimiento ininterrumpido. La intensificación universal de la producción con el auxilio de la ciencia y las tecnologías, el manejo ahorrativo y eficaz de las materias primas, la energía y el material, sumado a la mejora incesante de la productividad hacen menos vulnerable a la economía. Y además tenemos otro importante factor de estabilidad, como son las relaciones económicas confiables y a largo plazo con los países socialistas (65 por ciento del comercio exterior).

dilluns, 17 de novembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 1. EMPLEO Y PRESTACIONES SOCIALES I

1. Introducción.


2.¿Es que la racionalización persistente, el empleo de la microelectrónica y los robots no irán a rebajar la demanda de fuerza laboral y a crear desempleo?


3. ¿En qué se basa la estabilidad de la seguridad social?


1. Introducción.


Los derechos y seguridades sociales de la ciudadanía, la política social de los gobiernos y partidos respectivos son en muchos países motivo de abundantes y encendidos debates por tratarse de las necesidades vitales básicas de cada ser humano y el despliegue de su personalidad.


La sociedad socialista de la República Democrática Alemana se ha trazado metas bien ambiciosas en ese mismo terreno, pues la razón de ser del socialismo implica una existencia asegurada y digna en términos sociales para cada uno de los ciudadanos. Las realizaciones económicas están por lo tanto supeditadas al bienestar humano y sirven para mejorar gradualmente su nivel de vida tanto en lo material como en lo cultural. E/ ritmo y la magnitud de dicho proceso están en función de los avances y los resultados económicos.


Es mucho lo que se ha obtenido hasta la fecha, y ese conjunto de logros y prestaciones sociales configura uno de los elementos inalienables de la vida en la RDA. Entre ellos tenemos, por ejemplo, un empleo seguro, ingresos en aumento permanente, una profusa atención médica gratuita y un sistema educativo gratuito también, incluyendo además la seguridad material en la vejez y en caso de enfermedad.


Por cierto que no faltan los problemas para cuya solución definitiva hoy todavía no alcanzan los recursos. Quedan aún por mejorar las condiciones de vivienda de mucha gente; queda por ensanchar la infraestructura del tiempo libre y de la vida cultural, adecuándola a las crecientes necesidades; queda por incrementar la atención social y material de los jubilados. Se está desplegando grandes esfuerzos por crear las condiciones económicas para el efecto, para mantener y desarrollar con eficacia la concertación orgánica de las políticas económica y social.

Nuestros visitantes y los lectores de países capitalistas preguntan con insistencia hasta qué punto existen realmente las mismas chances y derechos sociales para todo el pueblo, si éstos quedarán asegurados para el futuro y de dónde proceden los recursos para garantizarlos. El presente folleto aspira a contestar algunas de esas preguntas.


2. ¿Es que la racionalización persistente, el empleo de la microelectrónica y los robots no irán a rebajar la demanda de fuerza laboral y a crear desempleo?


En la RDA no hay ni habrá desempleados pese a que la racionalización lleva años de avanzar intensamente. Las fábricas propiedad del pueblo utilizan cada vez más la microelectrónica, sobre todo los microprocesadores hechos por ellas mismas. La ciencia y la técnica incrementan la productividad del trabajo en un cinco por ciento anual por término medio. Sin embargo, la experiencia acumulada hasta el momento revela que ni la racionalización ni los cambios económicos estructurales han sido causa de inestabilidad social. El derecho realizado a un puesto de trabajo es una de las conquistas fundamentales del socialismo que nunca fue ni será cuestionada.


Izda.: Producción de placas con circuitos impresos en la fábrica de semi-conductores de Frankfurt (Odra). Dcha.: Formación de aprendices en la construcción tradicional de instrumentos musicales, Markneukirchen.


Por ejemplo: pese a que el número de ocupados en la agricultura bajó de dos millones en 1950 a 842.000 en la actualidad, nadie quedó sin trabajo. La extracción de hulla fue cancelada en los años setenta al agotarse las reservas sin generar desempleo alguno. El crecimiento demográfico hizo aumentar en 1.300.000 el número de trabajadores en los últimos tres decenios, a tiempo que se triplicaba la productividad de cada obrero o empleado, y, sin embargo, no hubo desempleados y no los hay.


Una de las razones estriba en que la estructura de la economía se va desarrollando en forma planificada y a largo plazo, teniendo en cuenta hasta las alteraciones demográficas previsibles. Sabemos por tanto que la economía de la RDA tendrá en el futuro menos fuerza laboral disponible, la que deberá afrontar una producción en continuo aumento.

O sea que cada empresa de cierta envergadura se ve en la necesidad de liberar o trasladar mano de obra para sus propias tareas en aumento, para el trabajo en varios turnos de las secciones industriales automáticas o en la maquinaria de gran rendimiento.


Pero nadie se ve de pronto sin trabajo cuando su puesto laboral es suprimido a causa de la racionalización. El derecho consagrado al trabajo para todos —hombres o mujeres— brinda de hecho a cada trabajador la garantía constitucional de un empleo seguro, incluyendo una protección general contra el despido. Ello significa que ningún jefe de empresa está autorizado a despedir a un trabajador a menos que éste viole en la forma más flagrante la disciplina laboral, y aún así, la empresa debe ayudarle a conseguir un nuevo empleo.


En cuanto a la observancia de las normas del Código Laboral, los sindicatos de cada empresa tienen un amplio derecho a la cogestión. Frente a cada medida racionalizadora en la empresa, ellos ponen cuidado en que la misma sea preparada a largo plazo con los trabajadores y que todas las cuestiones de ahí derivadas se resuelvan con criterio social. La capacitación necesaria, el eventual cambio domiciliario o decentro laboral, todo ello es preparado con antelación y se lleva a cabo sin que el trabajador afronte desembolsos, pérdidas salariales o perjuicios sociales de cualquier género.

Actualmente la fuerza laboral liberada es requerida sobre todo por las nuevas ramas industriales, como la microelectrónica, o por las ramas que son objeto de ampliación, como la fabricación de dispositivos racionalizadores, o la industria de bienes de consumo.


También crece la demanda de fuerza laboral allí donde el trabajo no es automatizable. Por ejemplo, en el sector de la salud y asistencia social, en los servicios públicos, el comercio y la gastronomía, sectores importantes para la mejora sostenida del nivel de vida del pueblo en general.


Grado de automatización de las plantas industriales (en porcentaje)

1970

1976

1980

1983

33

42

49

51

Ahorro de horas laborales por influencia de la ciencia y la técnica (en millones de horas)

1975

1980

1984

188

422

620

(620 millones de horas = capacidad laboral de 340.000 trabajadores)


3. ¿En qué se basa la estabilidad de la seguridad social?


El factor clave son los fundamentos del sistema socialista, es decir, la propiedad social sobre los medios de producción y la hegemonía política de la clase obrera, la economía planificada socialista y la organicidad real y concreta entre las políticas económica y social.


La propiedad del pueblo en las empresas y la propiedad cooperativa en la agricultura sientan las bases económicas para mejorar en forma continua el nivel de vida del pueblo en general. A través de la Renta Nacional, las utilidades de las empresas son distribuidas en beneficio de la ciudadanía en pleno. Las inversiones, por ejemplo, no están sujetas al capricho de tal o cual empresa, sino que se aplican planificadamente al desarrollo de la industria, la ciencia y la técnica y de las demás ramas económicas, como también a la generación de más empleo.


La economía socialista planificada ha forjado un sistema eficaz de dirección, planificación y contabilidad que abarca la economía en su totalidad. Sobre la base de programas científicamente argumentados para el desarrollo social, se confecciona planes quinquenales sucesivos de los cuales se desprenden anualmente los planes económicos anuales. Ellos tienen fuerza de ley para el desarrollo económico y contienen las normativas básicas para elevar la producción, promover la ciencia y técnica, las inversiones, la demanda ocupacional, etc. Además se fijan datos importantes para el desarrollo del nivel material y las prestaciones sociales, de la educación y salud, la cultura y el deporte. La planificación de la economía deja dos cosas aseguradas: 1. un desarrollo económico sostenido poco influenciable por intereses mercantiles casuales y efímeros y 2. suficiente flexibilidad como para adecuarse a los cambios imprevistos.


De cara al futuro se presupone que la RDA no ha de conocer ni el estancamiento ni la crisis, sino un crecimiento dinámico y sostenido de la economía. Esa certidumbre se debe en gran parte a la voluntad laboral de los trabajadores, la cual no deja de aumentar gracias a una política económica puesta en función de la política social. La certeza de que el buen trabajo redunda en beneficio personal, de que las altas utilidades económicas benefician al pueblo en forma directa motivan a obreros, técnicos y científicos a buscar nuevas ideas, a desempeñarse con criterio creativo. Las demás garantías radican en el alto nivel tecnológico ya alcanzado en la producción, el rápido desarrollo de la ciencia y la técnica, el empleo eficaz de los recursos intelectuales y materiales disponibles. Revisten importancia para el crecimiento y la estabilidad económicas las sólidas relaciones económicas y tecnocientíficas con la Unión Soviética y los demás países socialistas en el marco del Consejo de Ayuda Mutua Económica, incluyendo la concertación perspectiva de sus planes económicos y un comercio abundante y seguro con dichos países.


Los indicadores económicos estables y en aumento planificado, más el aumento continuo de la Renta Nacional (producto social bruto) traen por consecuencia el afianzamiento de la seguridad social, la mejora persistente del nivel material y cultural de las masas. He ahí la política que el Estado socialista ha proclamado y demostrado en tantas oportunidades.


Renta Nacional (en miles de millones de marcos)

1970

1975

1980

1984

153

177

187

222