dimarts, 2 de desembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 5. JÓVENES

1. ¿Puede un joven aprender el oficio de su predilección? ¿Consigue empleo permanente al concluir su aprendizaje o los estudios superiores?


2. ¿Tienen todos los jóvenes las mismas posibilidades de educación?


3. ¿Aprecian los jóvenes la seguridad social que reciben?


1. ¿Puede un joven aprender el oficio de su predilección? ¿Consigue empleo permanente al concluir su aprendizaje o los estudios superiores?


Todo egresado de la escuela recibe sin excepción un puesto de aprendizaje que por lo general le permite recibirse de obrero calificado o semi-calificado, esto último en caso de haber tenido muy mal aprovechamiento escolar. Los aprendices tienen unos 300 oficios a su disposición. Teóricamente, cada cual puede escoger uno de esos oficios, aunque en la práctica semejante posibilidad se ve restringida por las necesidades macroeconómicas y por factores de índole local. Se garantiza a cada obrero especializado un puesto de trabajo acorde a su formación. Cada año se pone a disposición sólo el número de puestos de aprendizaje correspondiente a la demanda, es decir, no se forma una cantidad ilimitada de peluqueras o criadores de caballos, que luego no son necesarios. En las pequeñas ciudades no hay muchas empresas que forman a los aprendices. Por eso las grandes empresas disponen de residencias en las que viven los aprendices que vienen de otros pueblos o ciudades.



Círculo escolar de trabajo "Química Orgánica".


No siempre puede encontrarse la profesión u oficio soñados, pero cada uno puede escoger de una variada oferta. Algunos años antes de culminar la escuela politécnica de enseñanza general de diez grados se empieza con la orientación vocacional. De ese modo, alumnos y padres pueden formarse un cuadro realista antes de presentar en el 9° grado una solicitud de aprendizaje en una empresa, una cooperativa de producción o a un maestro artesano. En caso de una negativa por parte de la empresa (que debe realizarse en el plazo de tres semanas) el escolar tiene tiempo de presentar una segunda e incluso una tercera solicitud a otra empresa. Hay 219 centros de orientación vocacional, adjuntos a los consejos de distritos (los órganos de administración territoriales de la RDA), que prestan su apoyo en la búsqueda del oficio apropiado.


Las empresas tienen la obligación de firmar un contrato laboral con los aprendices seis meses antes de que terminen su formación y de emplearles. Lo mismo ocurre con los egresados de las escuelas superiores, escuelas técnicas o universidades. Por lo menos un año antes de culminar sus estudios, el centro de formación les ofrece puestos de trabajo y ellos firman un contrato provisorio con la empresa en la que van a trabajar.


2. ¿Tienen todos los jóvenes las mismas posibilidades de educación?


Para todos los niños de la RDA es la enseñanza de diez años obligatoria, la cual imparte a todos la misma educación general y sienta los cimientos para la educación posterior. Depende de los deseos, facultades y resultados de cada uno si se formará como obrero especializado, asistirá a la escuela preuniversitaria (11° y 12° grado con bachillerato) o a una escuela técnica (después de haber terminado el 10° grado de la escuela politécnica de enseñanza general para determinados oficios técnicos, médicos y pedagógicos). Para acceder a estudios superiores se requieren muy buenos resultados en todas las asignaturas. Los bachilleres con resultados mediocres tienen menores probabilidades de recibir la plaza de estudios deseada.


En ningún caso influyen el dinero de los padres, la posición social o la religión sobre las posibilidades de educación de los jóvenes. La asistencia a todos los centros de formación es gratuita; además los estudiantes reciben una beca estatal; los escolares del 11° y 12° grado y los aprendices, una remuneración mensual.


Después de haber terminado la formación existen muchas posibilidades de capacitación de adultos. En las universidades populares hay cursos para el bachillerato y de idiomas, las empresas disponen de centros de formación para maestros industriales o para recibir una formación adicional.


Las empresas pueden delegar a obreros especializados capaces de cursar estudios superiores, después de haber recibido el título de bachiller por la vía de una instrucción especial. Para quien tenga el interés y las facultades necesarios existe la posibilidad de adquirir una educación y calificación más altas. Nadie encuentra obstáculos insuperables o falta de posibilidades.


Estructura de la calificación de los trabajadores en la economía nacional


1970

1984

Maestros industriales y obreros especializados

48%

64%

Egresados de escuelas superiores y técnicas

11%

21%

Trabajadores con formación parcial o sin formación terminada

41%

15%


3. ¿Aprecian los jóvenes la seguridad social que reciben?


Todos los jóvenes han crecido en el socialismo, y para casi la totalidad es natural poder aprender, formarse profesionalmente, cursar estudios superiores y recibir un trabajo seguro y provechoso. Las conclusiones que saca un joven pueden ser muy diferentes. Mucho depende del ejemplo de los padres, hermanos y amigos, del éxito de la educación en la escuela y en la organización juvenil (la Juventud Libre Alemana) o en la organización infantil (Jóvenes Pioneros).


Algunos jóvenes piensan que pueden tomar todo a la ligera, confiando en que se les abrirán todos los caminos sin necesidad de mayores esfuerzos. Pero en la mayoría de los casos se ven confrontados muy pronto con las demandas de la sociedad, que no sólo ofrece, sino que también exige de cada uno resultados según sus capacidades.


La mayor parte de los jóvenes estiman conveniente ser estimulados y exigidos. No consideran su seguridad social un motivo de reposo, sino una conquista que debe lograrse una y otra vez. Los aprendices, jóvenes obreros especializados o estudiantes desarrollan muchas ideas, iniciativas y muestran aplicación y gran responsabilidad al cumplir las tareas que les son conferidas, encontrando alegría y satisfacción en el trabajo y en el tiempo libre, desenvolviendo al mismo tiempo su personalidad.


La emulación de los aprendices en todo el país, las investigaciones realizadas por los estudiantes en estrecha relación con la práctica, la Feria de Maestros del Mañana (movimiento de jóvenes investigadores) o las obras juveniles (determinados trabajos o tareas bajo responsabilidad de jóvenes trabajadores), los múltiples resultados logrados en el arte y la cultura, son ejemplos del compromiso de los jóvenes. También su modo de aprovechar el tiempo libre —practicando deportes, paseando o viajando, en el club juvenil, teatro o concierto, con todo tipo de hobbies— muestra que la mayoría de los jóvenes aspira a llevar una vida llena de sentido.