dilluns, 17 de novembre de 2008

EN ARAS DEL PUEBLO. Preguntas y respuestas sobre la política social de la RDA - 1. EMPLEO Y PRESTACIONES SOCIALES I

1. Introducción.


2.¿Es que la racionalización persistente, el empleo de la microelectrónica y los robots no irán a rebajar la demanda de fuerza laboral y a crear desempleo?


3. ¿En qué se basa la estabilidad de la seguridad social?


1. Introducción.


Los derechos y seguridades sociales de la ciudadanía, la política social de los gobiernos y partidos respectivos son en muchos países motivo de abundantes y encendidos debates por tratarse de las necesidades vitales básicas de cada ser humano y el despliegue de su personalidad.


La sociedad socialista de la República Democrática Alemana se ha trazado metas bien ambiciosas en ese mismo terreno, pues la razón de ser del socialismo implica una existencia asegurada y digna en términos sociales para cada uno de los ciudadanos. Las realizaciones económicas están por lo tanto supeditadas al bienestar humano y sirven para mejorar gradualmente su nivel de vida tanto en lo material como en lo cultural. E/ ritmo y la magnitud de dicho proceso están en función de los avances y los resultados económicos.


Es mucho lo que se ha obtenido hasta la fecha, y ese conjunto de logros y prestaciones sociales configura uno de los elementos inalienables de la vida en la RDA. Entre ellos tenemos, por ejemplo, un empleo seguro, ingresos en aumento permanente, una profusa atención médica gratuita y un sistema educativo gratuito también, incluyendo además la seguridad material en la vejez y en caso de enfermedad.


Por cierto que no faltan los problemas para cuya solución definitiva hoy todavía no alcanzan los recursos. Quedan aún por mejorar las condiciones de vivienda de mucha gente; queda por ensanchar la infraestructura del tiempo libre y de la vida cultural, adecuándola a las crecientes necesidades; queda por incrementar la atención social y material de los jubilados. Se está desplegando grandes esfuerzos por crear las condiciones económicas para el efecto, para mantener y desarrollar con eficacia la concertación orgánica de las políticas económica y social.

Nuestros visitantes y los lectores de países capitalistas preguntan con insistencia hasta qué punto existen realmente las mismas chances y derechos sociales para todo el pueblo, si éstos quedarán asegurados para el futuro y de dónde proceden los recursos para garantizarlos. El presente folleto aspira a contestar algunas de esas preguntas.


2. ¿Es que la racionalización persistente, el empleo de la microelectrónica y los robots no irán a rebajar la demanda de fuerza laboral y a crear desempleo?


En la RDA no hay ni habrá desempleados pese a que la racionalización lleva años de avanzar intensamente. Las fábricas propiedad del pueblo utilizan cada vez más la microelectrónica, sobre todo los microprocesadores hechos por ellas mismas. La ciencia y la técnica incrementan la productividad del trabajo en un cinco por ciento anual por término medio. Sin embargo, la experiencia acumulada hasta el momento revela que ni la racionalización ni los cambios económicos estructurales han sido causa de inestabilidad social. El derecho realizado a un puesto de trabajo es una de las conquistas fundamentales del socialismo que nunca fue ni será cuestionada.


Izda.: Producción de placas con circuitos impresos en la fábrica de semi-conductores de Frankfurt (Odra). Dcha.: Formación de aprendices en la construcción tradicional de instrumentos musicales, Markneukirchen.


Por ejemplo: pese a que el número de ocupados en la agricultura bajó de dos millones en 1950 a 842.000 en la actualidad, nadie quedó sin trabajo. La extracción de hulla fue cancelada en los años setenta al agotarse las reservas sin generar desempleo alguno. El crecimiento demográfico hizo aumentar en 1.300.000 el número de trabajadores en los últimos tres decenios, a tiempo que se triplicaba la productividad de cada obrero o empleado, y, sin embargo, no hubo desempleados y no los hay.


Una de las razones estriba en que la estructura de la economía se va desarrollando en forma planificada y a largo plazo, teniendo en cuenta hasta las alteraciones demográficas previsibles. Sabemos por tanto que la economía de la RDA tendrá en el futuro menos fuerza laboral disponible, la que deberá afrontar una producción en continuo aumento.

O sea que cada empresa de cierta envergadura se ve en la necesidad de liberar o trasladar mano de obra para sus propias tareas en aumento, para el trabajo en varios turnos de las secciones industriales automáticas o en la maquinaria de gran rendimiento.


Pero nadie se ve de pronto sin trabajo cuando su puesto laboral es suprimido a causa de la racionalización. El derecho consagrado al trabajo para todos —hombres o mujeres— brinda de hecho a cada trabajador la garantía constitucional de un empleo seguro, incluyendo una protección general contra el despido. Ello significa que ningún jefe de empresa está autorizado a despedir a un trabajador a menos que éste viole en la forma más flagrante la disciplina laboral, y aún así, la empresa debe ayudarle a conseguir un nuevo empleo.


En cuanto a la observancia de las normas del Código Laboral, los sindicatos de cada empresa tienen un amplio derecho a la cogestión. Frente a cada medida racionalizadora en la empresa, ellos ponen cuidado en que la misma sea preparada a largo plazo con los trabajadores y que todas las cuestiones de ahí derivadas se resuelvan con criterio social. La capacitación necesaria, el eventual cambio domiciliario o decentro laboral, todo ello es preparado con antelación y se lleva a cabo sin que el trabajador afronte desembolsos, pérdidas salariales o perjuicios sociales de cualquier género.

Actualmente la fuerza laboral liberada es requerida sobre todo por las nuevas ramas industriales, como la microelectrónica, o por las ramas que son objeto de ampliación, como la fabricación de dispositivos racionalizadores, o la industria de bienes de consumo.


También crece la demanda de fuerza laboral allí donde el trabajo no es automatizable. Por ejemplo, en el sector de la salud y asistencia social, en los servicios públicos, el comercio y la gastronomía, sectores importantes para la mejora sostenida del nivel de vida del pueblo en general.


Grado de automatización de las plantas industriales (en porcentaje)

1970

1976

1980

1983

33

42

49

51

Ahorro de horas laborales por influencia de la ciencia y la técnica (en millones de horas)

1975

1980

1984

188

422

620

(620 millones de horas = capacidad laboral de 340.000 trabajadores)


3. ¿En qué se basa la estabilidad de la seguridad social?


El factor clave son los fundamentos del sistema socialista, es decir, la propiedad social sobre los medios de producción y la hegemonía política de la clase obrera, la economía planificada socialista y la organicidad real y concreta entre las políticas económica y social.


La propiedad del pueblo en las empresas y la propiedad cooperativa en la agricultura sientan las bases económicas para mejorar en forma continua el nivel de vida del pueblo en general. A través de la Renta Nacional, las utilidades de las empresas son distribuidas en beneficio de la ciudadanía en pleno. Las inversiones, por ejemplo, no están sujetas al capricho de tal o cual empresa, sino que se aplican planificadamente al desarrollo de la industria, la ciencia y la técnica y de las demás ramas económicas, como también a la generación de más empleo.


La economía socialista planificada ha forjado un sistema eficaz de dirección, planificación y contabilidad que abarca la economía en su totalidad. Sobre la base de programas científicamente argumentados para el desarrollo social, se confecciona planes quinquenales sucesivos de los cuales se desprenden anualmente los planes económicos anuales. Ellos tienen fuerza de ley para el desarrollo económico y contienen las normativas básicas para elevar la producción, promover la ciencia y técnica, las inversiones, la demanda ocupacional, etc. Además se fijan datos importantes para el desarrollo del nivel material y las prestaciones sociales, de la educación y salud, la cultura y el deporte. La planificación de la economía deja dos cosas aseguradas: 1. un desarrollo económico sostenido poco influenciable por intereses mercantiles casuales y efímeros y 2. suficiente flexibilidad como para adecuarse a los cambios imprevistos.


De cara al futuro se presupone que la RDA no ha de conocer ni el estancamiento ni la crisis, sino un crecimiento dinámico y sostenido de la economía. Esa certidumbre se debe en gran parte a la voluntad laboral de los trabajadores, la cual no deja de aumentar gracias a una política económica puesta en función de la política social. La certeza de que el buen trabajo redunda en beneficio personal, de que las altas utilidades económicas benefician al pueblo en forma directa motivan a obreros, técnicos y científicos a buscar nuevas ideas, a desempeñarse con criterio creativo. Las demás garantías radican en el alto nivel tecnológico ya alcanzado en la producción, el rápido desarrollo de la ciencia y la técnica, el empleo eficaz de los recursos intelectuales y materiales disponibles. Revisten importancia para el crecimiento y la estabilidad económicas las sólidas relaciones económicas y tecnocientíficas con la Unión Soviética y los demás países socialistas en el marco del Consejo de Ayuda Mutua Económica, incluyendo la concertación perspectiva de sus planes económicos y un comercio abundante y seguro con dichos países.


Los indicadores económicos estables y en aumento planificado, más el aumento continuo de la Renta Nacional (producto social bruto) traen por consecuencia el afianzamiento de la seguridad social, la mejora persistente del nivel material y cultural de las masas. He ahí la política que el Estado socialista ha proclamado y demostrado en tantas oportunidades.


Renta Nacional (en miles de millones de marcos)

1970

1975

1980

1984

153

177

187

222